Mario Lavista

Un recuerdo...

Lucas Hernández 95
por: Lucas Hernández Bico

El día de hoy Opus 94 está de luto. Se ha adelantado en el camino una de las grandes figuras de la música actual en México. Falleció el compositor Mario Lavista (1943-2021). Fue un compositor de primer orden con una vasta obra que abarca más de 200 composiciones. Era un grande discípulo de grandes, pues estudió en el Conservatorio Nacional de Música con Carlos Chávez, Héctor Quintanar y Rodolfo Hallfter. Como sucedió con muchos compositores de su generación durante los años 60, estuvo imbuido en lo que eran las tendencias experimentales dentro de la música contemporánea, no en vano participó en cursos con Karlheinz Stockhausen en Colonia, Alemania, pero antes ya había obtenido una beca en 1967 para estudiar con Jean-Étienne Marie en la Schola Cantorum de París y asistió a los seminarios de “música nueva” impartidos por Henri Pousseur.

Mario provenía de una familia donde antes se había cultivado la música, fue sobrino del también compositor Raúl Lavista (1913-1980), autor de innumerables bandas sonoras para el cine. Pero también Mario Lavista fue acreedor a varias distinciones, en 1991 recibió el Premio Nacional de Ciencias y Artes en el área de Bellas Artes y la Medalla Mozart (México), y en 1998 ingresó a El Colegio Nacional. Era miembro honorario del Seminario de Cultura Mexicana. Dentro de su actividad académica tenía a su cargo las cátedras de análisis y lenguaje musical del siglo XX en el Conservatorio Nacional de Música y fue fundador y director de la revista Pauta, Cuadernos de teoría y crítica musical. En Opus 94 lo recordamos particularmente como una persona muy gentil que siempre accedió a concedernos entrevistas dentro de nuestros espacios radiofónicos, como durante uno de nuestros controles remotos desde la Sala Silvestre Revueltas durante un concierto de la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México, además fue de las primeras figuras que tuvimos el honor de entrevistar en el programa “Homenajes” que se transmite los lunes a las 20 horas. Sin duda hemos perdido a uno de los más grandes compositores que ha dado nuestro país. De ahora en adelante nos queda la tarea a los medios especializados y a las orquestas e intérpretes de música el honrar la memoria de este autor ejecutando o transmitiendo su obra. Ha dejado una gran cantidad de composiciones que merecen ser rescatadas y difundidas, más allá del puñado de obras con las que normalmente se le relaciona. Recuerdo que durante la grabación del programa “Homenajes” le mencioné que una de las obras que más habían impactado en el público de Opus era su juvenil “Sinfonía Modal”. Él se mostró sorprendido de mi comentario, pues consideraba que esa obra era de un Mario Lavista que veía ya muy lejano y que ya no podía reconocer, pues consideraba que su evolución como persona y como músico lo había llevado por caminos muy lejanos. Este hecho nos demuestra que una vez que la obra artística toma su camino, puede andar por derroteros que su mismo creador no puede prever y no siempre las obras que considera mejores, son necesariamente las que le crearán fama o estar en los corazones del público. Se ha ido un gran músico, un verdadero caballero en el sentido original del término; un caballero antiguo pero un hombre totalmente contemporáneo en su música. Una síntesis de la tradición y la modernidad, que es la naturaleza de los verdaderos innovadores.

LHB.

Foto: eba.up.edu.mx

Para saber más...

Visita OPUS 94.5 y disfruta las interesantes obras que ilustran la vida de grandes músicos, compositores y pensadores de todos los tiempos.