PLUMAS OPUS 94

Entrevista

Ludovico Einaudi

cropped-logoparasite.png
por: Redacción Opus 94

(Esta es una transcripción del episodio especial de Delta en Opus 94 en el que se entrevistó al pianista italiano Ludovico Einaudi en el marco de su visita a México los días 10 y 11 de junio para promocionar su más reciente álbum Underwater.)

TRANSCRIPCIÓN DE VERSIÓN EN ESPAÑOL

ALEJANDRO JOSEPH (A.J.)
No es la primera ocasión que Ludovico Einaudi visita México pero en la anterior ocasión quedó encantado de la respuesta del público mexicano.
LUDOVICO EINAUDI (L.E.)
Recuerdo que fue una gran gran audiencia en la Ciudad de México la última ocasión, así que espero con gusto estar de regreso.
A.J.
Einaudi, a quien hemos presentado en reiteradas ocasiones en este programa, es un músico cuyas composiciones son difíciles de catalogar con la etiqueta de clásicas, existen elementos que las acercan al género y otros que las separan. Pero como sea, es indudable que existe un importante número de escuchas que gustan de la música del maestro Einaudi y que reflejan ese gusto posicionándolo constantemente en los primeros lugares de las listas de popularidad de la música clásica alrededor del mundo.
Y es en ese cruce de estilos, ahí donde la música confluye y se entrelaza, donde Delta, resulta el espacio para presentar esta entrevista. Que la disfruten.
Creo que estamos listos. Maestro es un honor poder platicar con Usted, somos sus fans, es un placer. Viene a Guadalajara, viene a la Ciudad de México… ¿Qué podemos esperar de su presentación?
L.E.
La primera parte estará concentrada en la presentación de algunas piezas de Underwater. Luego se me unirán algunos de los mejores músicos que yo conozco: Federico Mecozzi en el violín, Redi Hasa en el chelo y Francesco Kuri en las percusiones y los electrónicos, y vamos a presentar parte de mi repertorio, yendo del más reciente y hacia el pasado. Así que será entre Seven days walking, Devenire, In a time lapse… Así que todos los tracks favoritos que a la gente le encanta escuchar en todo el mundo serán presentadas.
A.J.
Escuchemos de su disco del 2013 In a Time Lapse, Time Lapse.

ENTRA MÚSICA

A.J.
Dijo que después de 20 años compuso este álbum Underwater, que es un álbum de piano solo. Pienso que la pandemia de Covid provocó -como lo provocó con todos- más aislamiento y el estar más en contacto con uno mismo, ¿fue este el proceso creativo detrás de Underwater?
L.E.
Bueno, sí por una parte es lo que dijiste. Pero la situación, debo decirlo, fue la situación ideal cuando necesitas componer música, porque cuando tienes que componer no tienes que estar viajando mucho, no debes ser molestado todo el tiempo por llamadas telefónicas o e-mails o lo que sea. Así que de alguna manera me sentí como cuando estaba en mis años 20, cuando nadie quería o estaba interesado en lo que estaba haciendo, y no sabía cuál iba a ser mi futuro. Ni siquiera sabía si la música iba a ser mi trabajo real o no, pero estaba haciendo música por el placer de hacer música. Y esto me parece la cosa más importante que uno nunca debe olvidar cuando se está creando algo: siempre se debe gozar el hacerlo, aún si no sabes si alguien más lo va a disfrutar; si lo disfrutas, alguien más seguramente también lo hará.
A.J.
Escuchemos del álbum más reciente de Ludovico Einaudi, Underwater, Luminous.

ENTRA MÚSICA

A.J.
Permítame plantearle una pregunta algo filosófica, maestro Einaudi, ¿qué es la música para Ludovico Einaudi?
L.E.
La música para mí es una manera para expresar mis emociones, para conectarme con el mundo, es una especie de dimensión comunicativa que me hace sentir completo, porque sin la música me siento más seco. La música conecta la emoción entre mí y otras personas y esto hace que el mundo tenga color, mientras que sin ella, es seco y en blanco y negro. Es como crear luz dentro de uno, alrededor de uno y con los otros. Y esta luz está llena de amor. Esto me hace sentir mucho mejor.
A.J.
¡Es una forma muy bella de describir su proceso y su música, maestro! Le quería preguntar, sé que su música se nutre de diversos géneros, géneros musicales, y sabemos que tiene argumentos muy sólidos en lo que respecta a no encuadrar su música en un estilo específico, pero déjeme de alguna manera invertir esa pregunta: ¿qué es lo que nunca le gustaría que fuera su música?
L.E.
Bueno, yo creo nunca me gustaría que mi música fuera demasiado cerebral, porque experimenté haciendo música muy cerebral cuando estaba tratando de entender cómo iba a ser mi música y me di cuenta que esta no era la manera que me gustaría que fuera mi música. Así que no me gusta cuando la música es juzgada y escuchada solo desde un punto de vista técnico, cuando es complicada por el simple gusto de que sea complicada… Y pienso que me gusta lo contrario: me gusta cuando la música arriba a uno de manera directa, como cuando estás hablando con un amigo y no estás tratando de encontrar frases complicadas sino que solo estás hablando con un amigo o con alguien al que le quieres decir algo, otra persona con la que te comunicas. Así que todo lo que no tiene este tipo de acercamiento es algo que no pertenece a mi mundo.
A.J.
Escuchemos también de su álbum más reciente, la pieza Rolling like a ball

ENTRA MÚSICA

A.J.
Sin embargo, al menos desde mi perspectiva, recuerdo algunas de sus piezas y tienen algo casi matemático detrás de ellas, muy precisas y cerebrales, aunque la parte emocional no puede ser aislada, es como si fuera el centro…
L.E.
Tienes que ser ingenioso para expresar tus pensamientos simples, y tienes que encontrar una manera para decirlos de una forma que captura la imaginación y te lleve a algo que no es solo una palabra que le dices a un amigo de una manera muy sencilla; tiene que tener algo misterioso y esto es algo que viene de años para mí de explorar música, de escuchar mucha música diferente, para capturar el misterio que he encontrado en la gran música del pasado y en el presente y en diferentes campos de la música. Así que -y esto es algo que a veces es difícil de cachar o describir- es un balance misterioso entre algo que te llega de manera rápida y sencilla y al mismo tiempo algo que complace el oído, algo que es intocable y que no se puede describir de manera clara.
No es algo que uno encuentra todo el tiempo, pero cuando se encuentra es increíble. Y también es increíble cuando uno escucha una música como esa. Para mí la belleza de la gran música es que la puedas ver, tocar, pero no puedes entenderla por completo. Así que todo el tiempo estás tratando de entenderla y de descubrirla, pero ella tiene un aura que nunca es tangible y esa es la fascinación de la mejor música.
A.J.
Me gustaría decir el nombre de algunas de las piezas que estaremos presentado y tal vez usted nos pueda decir lo que se le venga a su mente cuando escucha el nombre de esa pieza. ¿Está bien?
L.E.
Sí, hagámoslo.
A.J.
La primera es Experience…
L.E.
Experience es esa energía misteriosa que siento en esa pieza, porque hay una energía misteriosa en esa música. Es como el vuelo de un ave que empieza en el suelo y comienza a volar más alto hacia el cielo, entre más sube, más fuerte se escucha, y después de un rato uno esta completamente adentro del vuelo del ave. Y es como… para mí es música trans.
A.J.
Quiero hacerle otra pregunta, es acerca del momento en que decidió dedicarse a ser compositor, ¿nos puede llevar a ese momento?
L.E.
Bueno, hubo un momento en el que, cuando era un joven, encontraba dificultades para continuar con mis estudios regulares y entonces me di cuenta que la música era en realidad lo único que quería conservar por el resto de mi vida. Y esta fue quizá la decisión para estar con la música por siempre, por el resto de mi vida.
Y claro, antes de que llegara esta idea, ya que nací en una familia en la cual a mi madre le gustaba tocar el piano en mi casa y el sonido del piano estaba presente día tras día, pero como sonaba en un lugar lejano de la casa era como un aroma, como el aroma del jazmín que puedes tener en la casa cuando abres las ventanas y quizá al principio es algo que es parte de tu vida y no te das cuenta que está ahí, pero cuando no está ahí, te das cuenta de que lo extrañas. Y luego estaba tratando, vaya, no estaba seguro al principio que yo fuera capaz de componer, pero tomé la decisión de quedarme y tratar y de explorar hasta encontrar algo, y cuando encuentras algo lo pones ahí y luego encuentras algo más y luego día tras día, año tras año, construyes algo que es música.
A.J.
Ha estado por casi 5 décadas, componiendo música de manera exitosa para distintos medios -para el cine, para la televisión, para el teatro- y claro, componiendo su propio material, ¿podría compartir con las y los jóvenes compositores y músicos que estarán escuchando esta entrevista algunos consejos acerca de cómo acercarse musicalmente a medios tan diferentes?
L.E.
¡Claro! Cuando estás trabajando con imágenes, con películas, con filmes que pueden ser de cine o televisión, estás colaborando con alguien más que tiene una idea en la cabeza, que tiene una historia que contar. Y claro, a un filme -a menos de que sea un filme sin música y claro respeto esta posibilidad-, la mayoría de las veces la música le da profundidad a las imágenes que necesitan cierta profundidad, porque un filme necesita las emociones que son creadas por la música, que solo son definidas y delineadas por el sonido de la música. Así que tienes que saber eso y al mismo tiempo tienes que respetar la historia. Porque al principio, cuando estás trabajando con filmes, es difícil de comprender cómo crear estas emociones y cuándo encontrarlas, pero cuando descubres la manera de hacerlo es muy interesante el crear esas colaboraciones. Cuando escuchas a un director puedes llegar a crear algo que no podías haber hecho por ti mismo. Un director te lleva quizá a un viaje, a una aventura a la que no hubieras ido por ti mismo. Así que puede ser muy fascinante algunas veces. Otras veces puede ser menos fascinante, pero es una experiencia diferente y yo debo sugerir a todo músico que intente colaborar con un director al menos en una ocasión.
A.J.
Escuchemos ahora del álbum Cinema, la pieza en la que Einaudi comparte créditos con el violinista Daniel Hope: Petricor

ENTRA MÚSICA

A.J.
La siguiente pieza, Nuvole Bianche…
L.E.
Nuvole Bianche. Bueno, ésta fue compuesta en mi primer hermoso piano que tenía hace unos años. Como hace 20 años compré un piano nuevo y me cambié a un nuevo departamento y estaba muy feliz de ser capaz de tocar música en el piano de este departamento. Y estaba en frente de la ventana y recuerdo que era primavera y el cielo estaba azul, muy despejado y esas nubes grandes, nubes blancas, pasaban por la ventana como enormes ovejas con un movimiento majestuoso. Y estaba ahí, quiero decir, estaba tocando esta música, estaba improvisando en el piano y la música de Nuvole Bianche surgió y vi las nubes y dije “Nuvole Bianche”
ENTRA MÚSICA
A.J.
Seven days walking, day 1: golden butterflies
L.E.
Seven days walking está basada en una serie de caminatas que hice en las montañas del norte de Italia y en el proyecto yo tenía diferentes temas recurrentes y cada vez que regresaban, lo hacían con una variación. Y cada tema estaba conectado con algo que estaba viendo, con alguien que estaba viendo en esas caminatas. Y recuerdo que había un lugar con esas mariposas revoloteando, era un prado con las mariposas. El prado estaba cubierto por el frío de la mañana y las mariposas, con la luz de la mañana parecían mariposas doradas. Así que cuando estaba trabajando en el tema, la manera en que la música evoluciona, me recordaba esa escena.

ENTRA MÚSICA

A.J.
Mucha suerte maestro y muchas gracias.
L.E.
Muchas gracias a ustedes.

(Agradecemos a Alberto Castillo y a Paola García las facilidades otorgadas para la realización de esta entrevista.)

Foto: cortesía Decca Records

Para saber más...

Escucha el programa de la entrevista realizada a Ludovico Einaudi en la página de Delta