El arqueólogo Eduardo Matos dedica su medalla al Mérito Ciudadano al proyecto Templo Mayor

Eduardo Matos Moctezuma, el legendario arqueólogo que liberó los restos del principal recinto ceremonial de México-Tenochtitlan, dedicó la Medalla al Mérito Ciudadano 2014 que le fue entregada el domingo 16 de marzo, a todos los colaboradores del Proyecto Templo Mayor, quienes durante 36 años han aportado nuevos conocimientos sobre el pasado prehispánico.
Leer más, click en el título.

El arqueólogo Eduardo Matos dedica su medalla al Mérito Ciudadano al proyecto Templo Mayor

Eduardo Matos Moctezuma, el legendario arqueólogo que liberó los restos del principal recinto ceremonial de México-Tenochtitlan, dedicó la Medalla al Mérito Ciudadano 2014 que le fue entregada el domingo 16 de marzo, a todos los colaboradores del Proyecto Templo Mayor, quienes durante 36 años han aportado nuevos conocimientos sobre el pasado prehispánico.
Leer más, click en el título.

Luis Villoro (1922-2014)

Una ausencia más, otra pérdida sensible… Murió Luis Villoro, filósofo, hombre de letras y de reflexiones inquietantes”… Fue un hombre que nos enseñó a pensar, que le sonrió a la vida y aceptó sus retos. Dejemos por siempre en la memoria lo que hoy Adolfo Gilly apunta en el diario La Jornada: su responsabilidad, su compromiso con las causas más urgentes, “su sonrisa abierta y su afán de enseñar y razonar”.
Leer más, click en el título.

De sabores y saberes… El pan de Amealco

La panadería mexicana tradicional es muy notable y cada región de nuestro país se distingue por ciertas variedades de pan y por las peculiaridades de su preparación. Hay muchas poblaciones, a lo largo y ancho del territorio, que son reconocidas por la calidad de su pan y es siempre un privilegio deleitarse con los sabores de esos biscochos tradicionales. Uno de los elementos que le dan al pan un sabor diferente y característico, es la cocción con leña en un horno fabricado con adobe y esta es, precisamente., una de las cualidades del pan tradicional de un bello pueblo de Querétaro llamado Amealco.

Así lo festejamos… Martes de Carnaval en Tlayacapan, Morelos

Este año el Martes de Carnaval fue el día 4 de marzo y muchas poblaciones del mundo, que se distinguen por el lucimiento de sus carnavales, lo festejaron con intensidad y algarabía. En México hay varios carnavales notables y, sin duda, el de Veracruz es el más famoso de ellos. Sin embargo el estado de Morelos es también reconocido por la originalidad de sus tradiciones en estas fechas, de manera muy especial la población de Tlayacapan que, como platicamos en la entrega anterior de esta sección de la página de RMI, es la cuna de los Chinelos, curiosos personajes enmascarados que se hacen presentes, año con año, en las comparsas del Carnaval…
Leer más y escuchar, click en el título.

La puerta abierta en… Mérida, la ciudad blanca

La plaza se llena de color. Listones azules, amarillos, verdes y morados se mueven al ritmo de la música y la danza, y se entretejen envolviendo el mástil que los sostiene. El zapateado de hombres y mujeres acompaña la alegría de los músicos que se reúnen para celebrar la Vaquería, sin duda la fiesta más emblemática de Yucatán (inspirada en el marcaje del ganado en las antiguas haciendas).
Leer más y escuchar, click en el título.

Federico Campbell (1941-2014)

El pasado 15 de febrero murió el escritor mexicano Federico Campbell, hombre generoso e inquieto que deja una obra literaria de gran originalidad. Campbell nació en Tijuana, Baja California, remota punta de nuestro país: tierra de frontera, tierra de preguntas, tierra de promesas… Su padre era telegrafista, su madre profesora. Él mismo contó en su texto Tijuanenses: “Yo nací y crecí en la calle Río Bravo, frente a la escuela El Pensador Mexicano. En el barrio jugábamos beisbol los de Arriba contra los de Abajo, denominación práctica que obedecía más a la composición del terreno que a otro tipo de rivalidad: por la Río Nazas descendía el nivel de la calle y empezaba la cuenca seca del río. Nuestras diferencias no se oponían como el blanco y el negro. Ellos vivían en la más extrema pobreza y nosotros apenas al ras de cierta clase media baja, en la que volaban los pegasos del mundo feliz. Sin embargo, todavía podría preguntarse si todos, los de Arriba y los de Abajo, tuvimos las mismas oportunidades, idénticas ventajas. Muchos emigraron a Los Ángeles. Otros se quedaron. Uno murió en Vietnam. Los más afortunados fueron tal vez los que alcanzaron boleto para irse a las universidades.”
Leer más y escuchar, click en el título.