El estruendo de GERMÁN LIST ARZUBIDE a los 17 años de su muerte

La vanguardia había llegado a suelos nacionales y desde el Distrito Federal hacía sonidos a la manera de los movimientos intelectuales más modernos de la época. Se llamó Estridentismo y nació a fines de 1921. Era una respuesta – un hermano artístico, una resonancia- de los movimientos culturales surgidos en Europa después de la Primera Guerra Mundial. La expresión de una humanidad harta de todo pero admiradora de la velocidad, el acero, lo técnico e industrial, la quebradura y el magnífico el ruido de las artes. Había un deseo de romper con el pasado en todos los campos, especialmente en el intelectual. Y nuestra suave patria respondía así al “Futurismo”, “Cubismo”, “Ultraísmo,” “Creacionismo, “Dadaísmo” y “Surrealismo. Para leer más y escuchar dar clic sobre el título