Las Montoneras busca visibilizar la obra de compositoras: Alma A. Rodríguez

ARTICULO ORIGINAL
AUTOR DE ARTÍCULO ORIGINAL: Ana Mónica Rodríguez
FECHA DE PUBLICACIÓN ORIGINAL: Publicado el 13 de septiembre del 2021. 
TEXTO Y GRÁFICOS ORIGINALES: Las Montoneras busca visibilizar la obra de compositoras: Alma A. Rodríguez

 
Primera mujer saxofonista titulada en la Facultad de Música de la UNAM, encabeza la agrupación, enfocada en crear piezas originales.

Encabezar revueltas con las ideas y prácticas artísticas, pero siempre en conjunto y visibilizando el trabajo de las mujeres es el eje del colectivo Las Montoneras.

Integrada por iniciativa de la saxofonista Alma A. Rodríguez, la agrupación busca ofrecer un escaparate a las mujeres, así como difundir su amplio espectro artístico.

A casi un año de su formación, sus proyectos giran en torno a la creación e interpretación de música original, así como a la investigación en torno a la contemporaneidad de la mujer en el ámbito artístico.

Las Montoneras ha evolucionado en un espacio seguro para compartir experiencias y reflexiones en torno al quehacer musical como mujeres, explicó en entrevista Alma A. Rodríguez fundadora del colectivo cuyo nombre, comentó, proviene del mexicanismo montoneros, que se refiere a quien provoca una lucha rodeado de sus partidarios.

Artistas e investigadoras

En realidad, Las Montoneras, se ha enfocado, en conjuntar y fomentar la colaboración entre artistas e investigadoras con el objetivo de que tanto su labor creativa como la de otras mujeres sea visibilizada, difundida y apreciada, aseguró Rodríguez, primera mujer saxofonista titulada de la Facultad de Música de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El colectivo está formado, además, por Lorena Ruiz (percusionista), Nora Romero (fagotista), Maby Muñoz Hénonin (pianista), Frida Montenegro (saxofonista), Maglog Orozco (compositora y actriz), Guadalupe Perales Reyes (guitarrista), Lucía Esnaurrizar (compositora, ilustradora y ensayista), Nubia Melina Jaime Donjuan (violonchelista, compositora y arreglista), Jimena Contreras (compositora), Gabriela Maravilla (compositora) y Aleyda Moreno, cuya creación artística se centra en la relación timbre-color en la música y en la evocación de imágenes audiovisuales para crear atmósferas sensoriales.

Alma A. Rodríguez, quien con regularidad es invitada por las orquestas Sinfónica Nacional, la Filarmónica de la UNAM y la Sinfónica de la Universidad de Guanajuato, ha ganado concursos internacionales, además de presentarse en foros de México y el resto de Latinoamérica, así como de Europa y Asia.

Rodríguez contó: La agrupación nació en 2017, en una primera etapa, junto con una colega del posgrado de interpretación en Música de la UNAM; ambas teníamos la inquietud sobre cómo funcionaba la presencia de las mujeres en el ámbito de este arte, pero observamos que ninguna de las dos habíamos tocado música de compositoras, sino sólo la hecha por hombres.

A raíz de múltiples cuestionamientos acerca de la escasa presencia de las mujeres en la música mexicana y su papel en la sociedad y en el medio artístico, encabezamos un proyecto, en el cual hombres crearon piezas para mujeres, pero la inquietud siguió… y lancé una convocatoria en redes sociales, durante la pandemia, enfocada a compositoras y así logré la comunicación con cinco.

Más repertorio para el sax.

Ésa es la génesis de un proyecto enfocado en que dichas autoras compusieran obras para saxofón, porque uno de los motivos de la creación de este colectivo, es que el repertorio para este instrumento incluya a más mujeres, pues 95 por ciento del listado del catálogo existente en México es de hombres; es decir, hay ocho nombres de mujeres, cuando tenemos al menos 200 obras compuestas.

Después, recordó, se fueron integrando las 12 mujeres que conforman Las Montoneras, en el que hay compositoras, investigadoras e interpretes; con ellas, se volvió más interesante y completo. Nuestra intención es seguir creciendo y hacer visible el trabajo de las compañeras.

Ahora, agregó Rodríguez, “tenemos un programa de radio en Opus 94 del IMER, titulado Nada clásicas, el cual funciona para compartir música de mexicanas, ya sea de compositoras o intérpretes; esa a la que nadie hace caso ni conoce”.

Cada miércoles, ya llevamos 15 emisiones, añadió, hemos hablado y explorado de todo; por ejemplo, de música del siglo pasado y antepasado, para cine o videojuegos, así como tradicional, académica o de improvisadoras. Realmente, son muy variados los géneros que programamos, pero con mujeres de todo el país.

Rodríguez, quien también forma parte del Cuarteto Latinoamericano de Mujeres Saxofonistas, continuará trabajando con Las Montoneras para producir música, pues en menos de un año tenemos cinco obras originales y algunas de esas colaboraciones se encuentran en la plataforma de YouTube, y tal vez, más adelante se podrán escuchar por Spotify o en una producción discográfica.

 
 

“Jeanne fue una líder increíble y talentosa que me inspiró mucho a mí ya muchos colegas de todo el mundo”, dijo la directora musical  Elisa Citterio . “Ella permanece y será siempre una parte integral de nuestra maravillosa organización porque somos el fruto de su incansable pasión y tenacidad. Estamos desconsolados por haberla perdido, pero el recuerdo de su sonrisa, risa y creatividad desenfrenada nos consolará y animará. Jeanne sigue viva en nuestra música, y cada nota que toque Tafelmusik estará dedicada a su memoria “.

“Hoy, a Tafelmusik le falta una luz especial, una que brilló intensamente durante tantos años en nuestro conjunto y organización”, dijo la Directora Ejecutiva Carol Kehoe . “Jeanne fue una persona extraordinaria, adelantada a su tiempo. Era una música apasionada que estaba totalmente comprometida con los donantes, suscriptores, voluntarios y patrocinadores que apoyaron a su ‘bebé’, un conjunto barroco que se convirtió en una potencia mundialmente reconocida. Extendemos nuestro más sentido pésame a su familia y especialmente a su pareja y nuestra amiga, Christina Mahler ”.

“Jeanne fue una líder increíble y talentosa que me inspiró mucho a mí ya muchos colegas de todo el mundo”, dijo la directora musical  Elisa Citterio . “Ella permanece y será siempre una parte integral de nuestra maravillosa organización porque somos el fruto de su incansable pasión y tenacidad. Estamos desconsolados por haberla perdido, pero el recuerdo de su sonrisa, risa y creatividad desenfrenada nos consolará y animará. Jeanne sigue viva en nuestra música, y cada nota que toque Tafelmusik estará dedicada a su memoria “.

“Hoy, a Tafelmusik le falta una luz especial, una que brilló intensamente durante tantos años en nuestro conjunto y organización”, dijo la Directora Ejecutiva Carol Kehoe . “Jeanne fue una persona extraordinaria, adelantada a su tiempo. Era una música apasionada que estaba totalmente comprometida con los donantes, suscriptores, voluntarios y patrocinadores que apoyaron a su ‘bebé’, un conjunto barroco que se convirtió en una potencia mundialmente reconocida. Extendemos nuestro más sentido pésame a su familia y especialmente a su pareja y nuestra amiga, Christina Mahler ”.

Integrantes de la agrupación, que también tiene un programa de radio en Opus 94, del IMER.Foto cortesía de las artistas