El soponcio

No puedo pensar en la palabra soponcio sin que me venga a la mente la imagen de una señora ya entrada en años diciendo: “Me da el soponcio”, mientras se lleva la mano a la frente y finge un desmayo. Esto suele pasar con las personas sumamente dramáticas o exageradas. Pero ¿cuál es el origen…