Paga con centavos

El buen Nick debía pagar 3 mil dólares por el impuesto de compra de dos coches. Tras varias discusiones con el Departamento de vehículos de Motor de Virginia, Estados Unidos, vengarse, pues le estaba saliendo más caro el caldo que las albóndigas. El hombre se resignó a pagar el impuesto, pero no sin antes pensar…