Presente eterno es un programa idiosincrático y orgullosamente desformateado que obedece a tres racionales: el ominoso aforismo del escritor George Santayana, quienes no conocen su historia están condenados a repetirla; la advertencia del escritor Cyberpunk William Gibson, quien hace más de 15 años nos advirtió que la digitalización congelaría la historia en un presente eterno; y la sincera convicción del conductor de que la radio rockera mexicana nos ha quedado a deber demasiado de lo que constituyó al rock tal como le conocemos hoy. Saldar tal adeudo para los más jóvenes, mover a la reflexión y aportar al rock como cultura aún en trámite son su razón de ser, y su única constante la impredecibilidad.