Navegar / buscar

La época de oro de la canción mexicana

El compositor Tomás Méndez Sosa formó parte de este importante lapso, que comprende las décadas de 1940 a 1960. Por el contenido de sus canciones, fue conocido como “El pajarero”; los títulos hablan por sí mismos: “Cucurrucucú paloma”, “Gorrioncillo pecho amarillo”, “Paloma déjame ir”, “Paloma negra”, etc., sin olvidar otras como “El aguacero” o “Las rejas no matan”.

Pedro Flores y el “Amor perdido”

“Amor perdido” es un bolero escrito por el compositor puertorriqueño Pedro Flores en 1938. Un año después, se popularizó en México gracias a la versión de Manolita Arreola. En 1950 la grabó María Luisa Landín, logrando un éxito internacional sin precedentes. Se comentaba que no había hogar en Latinoamérica que no tuviera un disco de “Amor perdido”, algo que no parece improbable. Pedro Flores Córdoba falleció el 13 de julio de 1979.