Navegar / buscar

Montaña rusa de la muerte

¿Se imagina morir voluntariamente en una Montaña Rusa?

La Euthanasia Coaster es una montaña rusa que, en un principio no es diferente al resto, pero que en su recorrido realiza una serie de giros a gran velocidad y altura que terminan privando al cerebro de oxígeno, provocando una serie de fallas que culminan en la muerte del pasajero.

Julijonas Urbonas, su creador, la define como una “Forma humana de quitar la vida con elegancia, euforia y diversión”. Su proyecto, por suerte, tiene mínimas posibilidades de llegar a convertirse en realidad, pero igualmente llama la atención.

Los ocupantes de la Euthanasia Coaster, comienzan su viaje subiendo de forma empinada hasta llegar a una altura de 510 metros. La caída es brutal, alcanzando velocidades de 360 kilómetros por hora, para luego entrar a una serie de vueltas que se van haciendo cada vez más pequeñas.

En esas volteretas, los pasajeros estarían sometidos a una fuerza gravitacional de 10, imposible de soportar para un humano. Primero todo comienza a oscurecerse hasta perder la vista y luego desmayarse. Por falta de oxígeno en el cerebro, este colapsa y la persona termina muriendo.

Si bien el viaje dura 3 minutos y 20 segundos, son 60 segundos los que llevan a la muerte.

Antes que se preocupe, déjeme decirle que esta montaña: Euthanasia Coaster no fue creada para funcionar, sino para llamar la atención de la gente y, propiciar una discusión sobre la prolongación de la vida y la eutanasia.

Así es como funcionaría el suicidio más extraño del mundo.

¿Usted qué opina de la eutanasia?

Dejar un comentario

nombre*

Correo electrónico* (no publicado)

sitio web