Navegar / buscar

El simple hecho de tener un smartphone cerca nos hace más torpes

Desde hace varios años, dentro de la comunidad científica existe una real preocupación acerca del efecto que tiene el uso de los smartphones en nuestras capacidades cognitivas, pues al automatizar muchas tareas de aprendizaje, nuestro cerebro entra en una zona de confort.

Sin embargo, un estudio de la Universidad de Texas va más allá y sugiere que ni siquiera hace falta usar constantemente estos dispositivos para entorpecernos, pues con el simple hecho de tener un teléfono cerca para que nos volvamos un poco más “inútiles”.

Los autores de la investigación realizaron un experimento con 800 usuarios de smartphones, y les pidieron que realizaran una serie de pruebas destinadas a medir sus habilidades congnitivas.

A todos ellos se les dio a elegir entre tres opciones: guardar el teléfono en un bolsillo, colocarlo en una mesa a cierta distancia, o dejarlo en otra habitación. La condición era que los teléfonos tenían que estar apagados.

El estudio arrojó como resultados que quienes depositaron el teléfono en otra habitación salieron con más puntaje en los exámenes que el resto, mientras que los que solo guardaron su teléfono en el bolsillo fueron los que sacaron peor caliicación.

Para los autores del estudio el experimento revela que la simple cercanía del móvil ya es un factor de distracción para la persona, que le impide concentrarse al cien por ciento en una tarea.

Los investigadores concluyen que, puede que los usuarios crean estar dando lo mejor de sí mismos pero, inconscientemente, parte de su atención está puesta en el su celular.

Comentarios

Jose portillo
Respuesta

Si, es lógico .

Dejar un comentario

nombre*

Correo electrónico* (no publicado)

sitio web